¿QUÉ ES EL SÍNDROME VISUAL INFORMÁTICO?

Cada vez es mayor el número de usuarios de ordenadores que sufren molestias relacionadas con los ojos y la visión a lo largo de su jornada laboral. Entre otras; fatiga, visión borrosa, dolor de cabeza y ojos, picor de ojos, ojo seco e irritado, hipersensibilidad a la luz y cambios de graduación.

Otros síntomas como dolor de cuello y espalda, aunque obviamente no son visuales, en ocasiones están asociados a la forma en la que se utiliza la visión delante del ordenador, por ejemplo en posturas anómalas de la cabezas.

Este conjunto de síntomas se ha definido como SÍNDROME VISUAL INFORMÁTICO(SVI).

El SVI constituye el problema laboral más común en países desarrollados. Según los últimos estudios, alrededor del 70% de estos trabajadores sufren de fatiga visual durante la jornada laboral.

 

Las principales causas del SVI pueden englobarse en dos aspectos:

- alteraciones visuales y

- Ergonomía deficiente

 

El trabajo continuado frente a la pantalla exige un gran esfuerzo por parte del sistema visual. Y pequeños errores refractivos que no darían molestias en otras circunstancias, se convierten en muy problemáticas.

Entre los síntomas visuales podemos enumerar.

-         Visión borrosa de lejos

constante: miopía

intermitente: Dificultad en relajar los músculos de la

                                     acomodación.

-         Visión borrosa de cerca

Bien por la incapacidad de acomodar de forma adecuada, por   ejemplo en la presbicia, o por que a veces resulte difícil mantener tanto esfuerzo acomodativo durante tanto tiempo seguido.

Es importante recordar que pequeños astigmatismos sin corregir también pueden provocar borrosidad en visión próxima.

-         Ojos seco:

También puede provocar visión borrosa, sobre todo en usuarios de lentes de contacto., pues al deshidratarse la superficie de la córnea o de las lentes se pierde calidad de visión.

Otros síntomas del ojo seco son enrojecimiento o irritación ocular, picor, sensación de quemazón e intolerancia a las lentes de contacto

-         Visión doble:

Cuando esto ocurre y no hay una causa patológica, es un síntoma que prácticamente siempre indica una alteración de la visión binocular, por lo que habrá que realizar un examen completo para evaluar esas posibles alteraciones binoculares.

- Astenopia:

Cansancio, molestias oculares, dolor de cabeza o fatiga ocular constituyen otro grupo de síntomas, aunque éstos también pueden estar provocados por otras causas como el estrés o la tensión en el trabajo.

-         Mayor sensibilidad a la luz (fotofobia)

-         Síntomas óseo-musculares:

Se producen al adoptar una postura inadecuada o demasiado rígida durante periodos prolongados.

A veces esa postura forzada se produce por un diseño de gafa incorrecto

¿Qué hacer entonces cuándo la calidad de vida de la persona que sufre estos síntomas se ve afectada gravemente, no sólo por éstos sino por el estrés laboral que provocan?

 

Por mi experiencia he comprobado que además de la compensación óptica adecuada y de una buena ergonomía, el YOGA OCULAR funciona a las mil maravillas.

Te animo a probarlo. Te aseguro que tendrás una grata experiencia.

 

¿Y tú? ¿Sufres alguno de los síntomas descritos anteriormente? ¿Qué herramientas utilizas para deshacerte de la tensión?

Por favor comparte tu experiencia, seguro que es muy útil para todos.

Mil gracias

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Ideals (lunes, 03 julio 2017 12:32)

    Un buen articulo, desde luego. Para que estas cosas no pasen, pueden confiar en las salas de datos virtuales de Ideals, que protegen perfectamente la informacion confidencial.